Cementerio de San Lorenzo

INFORMACIÓN

Cementerio de San Lorenzo

Cartijo del Río

35018 Las Palmas

 

Horario: Desde las 8:00-18:00

 

Propiedad

Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria

Calle León y Castillo 270

35320 Las Palmas de Gran Canaria

Telf 928 44 60 00

Historia

El municipio de San Lorenzo o San Lorenzo de Tamaraceite fue anexionado al municipio de Las Palmas de Gran Canaria en el año 1937.

En su interior podemos encontrar una pequeña capilla y el tanatorio. En la puerta nos encontramos una placa realizada en piedra, con la siguiente inscripción: “Homenaje póstumo a D. Lorencin Suárez Rivero quien fue bienhechor de este cementerio y de nuestro pueblo de San Lorenzo. Descanse en paz. Tus amigos de siempre que no te olvidan. San Lorenzo 5 de Abril de 1998”.

Cementerio

En el Cementerio de San Lorenzo, el primer lugar de enterramiento, fue como se hacía en todos los pueblos, en la Iglesia Parroquial del municipio, la iglesia parroquial de San Lorenzo. Consta por escrito, que el primer enterramiento conocido fue en el año 1681, año que la ermita de San Lorenzo del Lugarejo de Tamarasaite se convirtió en Iglesia.

El 25 de mayo de 1722, D. José González Travieso, cura de la parroquia de San Lorenzo, bendecía el primer cementerio, ya que se debió construir para inhumar los cuerpos que ya no cabían en la Iglesia. Fue financiado, en gran medida, con la aportación de los vecinos, y se construyó en un lateral de la iglesia.

En el año 1732, el Obispo D. Pedro Manuel Dávila y Cárdenas, ante la pobreza de los vecinos, acuerda modificar el precio de las sepulturas, para que todo aquél que quiera ser enterrado en suelo sagrado, lo pueda hacer, haciendo que los enterramientos en la Capilla Mayor sean de 20 reales y a medida que las sepulturas se van distanciando de ella, sean más económicas, hasta las que se encuentran más allá de la quinta fila y pegada a la de los pobres, que tienen un coste de 4 reales.

En el año 1742 se inaugura el segundo camposanto, bendecido por el cura D. José González Travieso. La primera persona inhumada en él se produjo el 24 de diciembre de este mismo año. Este camposanto se construyó en el otro lateral de la iglesia.

A medida que fueron pasando los años, la iglesia se amplió lateralmente ocupando los dos terrenos donde estaban situados los cementerios, por lo que cabe pensar, que bajo la iglesia actual aún existen restos. La primera ampliación de la iglesia y lógicamente, la desaparición del primer camposanto fue en el año 1744.

El 3 de Abril de 1787, ante el Real Decreto de Carlos III de construir un camposanto en lugar alejado de la población, ventilado y lejos de cualquier corriente de agua, la iglesia esgrimió su falta de liquidez para construirlo y pidió al Ayuntamiento de San Lorenzo que se hiciera cargo él, de encontrar un terreno adecuado y construirlo. Se reúnen a principios de 1821, el párroco, al Alcalde y el procurador y deciden construir el primer camposanto en unos terrenos próximos a Román y en dirección a Tamaraceite. En el año 1826, ante los problemas surgidos por la construcción del cementerio en terrenos inadecuados, se decide clausurarlo y construir uno nuevo en las tierras que pertenecían a la Fábrica de la Parroquia, pero al no llegar a ningún acuerdo, se vuelvan a inhumar los cuerpos dentro de la Iglesia. En el año 1834, se prohíbe terminantemente seguir enterrando en la iglesia y se decide que todos los difuntos, a partir de ese momento, sean llevados al cementerio de la Capital. Y ese mismo año, se decide que los terrenos para construir el nuevo camposanto sean los que se sitúan en los terrenos de Antonio Manuel Montesdeoca en la Hoya de Los Camellos. Su financiación volvió a recaer en los vecinos. Como cementerio provisional se utilizaron los terrenos de los herederos de D. Pablo Betancourt.

En el año 1884, el cementerio pasó a ser competencia municipal, al argumentar el Ayuntamiento que la construcción del camposanto corrió a cargo de los vecinos y por ello pasaba a ser patrimonio del municipio.

Fosa Común

En el Cementerio de San Lorenzo se sabe que existe una fosa común.

Se sabe que la represión franquista dejó miles de fusilados en las islas, de los que, de momento sólo se tiene constancia de 600. En San Lorenzo se contabilizaron 14, los conocidos como “14 claveles rojos de San Lorenzo”. Existe una placa en el calabozo donde estuvieron encerrados antes de fusilarlos.

Placa conmemorativa fusilados Guerra Civil

Tumba en Bachicao

TUMBA EN BACHICAO

Fuera del Cementerio de San Lorenzo, curiosa la tumba encontrada en San Lorenzo, concretamente en la Hacienda de Bachicao.

Se trata de una sola tumba realizada en cantería, levantada aproximadamente un metro sobre tierra y coronada con una cruz. Está asentada sobre una base de cemento.

Se piensa que podría ser de una persona que murió por la epidemia de cólera que azotó estas tierras hacia el año 1851, o de una personalidad importante.

Tumba en Bachicao

Localización:

CEMENTERIO DE SAN LORENZO

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio de San Lorenzo

15 + 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies