Cementerio parroquial de Nuestra Señora de la Alameda

INFORMACIÓN

Cementerio parroquial de Nuestra Señora de la Alameda

Dirección cementerio: Avda. de Logroño, 44 – 28042 Madrid

Barrio / distrito: Alameda de Osuna / Barajas

Horario. Solicitar el acceso en la iglesia.

 

Historia

Alameda de Osuna es uno de los cinco barrios que pertenecen al distrito de Barajas, en la periferia nordeste de la ciudad de Madrid.

Este cementerio es de titularidad privada y pertenece a la parroquia Santa Catalina de Alejandría.

Los primeros registros que se guardan de este camposanto fechan del año 1826. Fue mandado construir por los “Duques de Osuna”, para poder sepultar a todos los sirvientes que trabajaban en el Palacio de su propiedad situado próximo al cementerio, como actualmente se denomina al lugar: “parque del capricho”, edificado por la propia Duquesa de Osuna entre los años 1787 y 1839.

 

Cementerio

Las recomendaciones, dispuestas  realizar por su majestad en el año 1579, se necesita, que la población de la Alameda tenga una iglesia nuevamente restablecida, con una sola nave, muy alegre y atractiva, bajo la advocación de Santa Catalina Virgen y Mártir, provista de ostentosos ornamentos, al ser aneja de la parroquial de San Pedro de Barajas, Arciprestazgo de Madrid y Arzobispado de Toledo.

Posee un enorme crucifijo de gran fervor en la región, mide dos metros y medio de alto, se encuentra clavado en forma de cruz y con ocho kilos de peso. Esta imagen fue transportada por un vecino de las Indias y fue recibida en Madrid con gran ceremonial del clero, de cruces y pendones nobiliarios, y a ello concurrió gran afluencia de gentes.

Se cuenta que el 1 de Mayo del año 1773 tuvo lugar una gran sequía, por lo que la imagen  se transporto a la iglesia de Ntra. Sra. de Atocha en Madrid, en donde tras fervoroso novenario comenzó a llover en abundancia, remediando los panes y los trigos.

Hablando del cementerio parroquial Nuestra Señora de La Alameda, sin duda, lo estamos haciendo del más pequeño de todos los camposantos de Madrid capital, tiene una extensión de solo 300m2, una veintena de tumbas, un par de cipreses, una vieja ermita y una variedad de matorrales que prosperan de forma libre por cada rincón del cementerio.

Esta diminuta necrópolis, está en un estado algo abandonado, pero en sus años de historia ha sido testigo de innumerables vivencias, así como de la Guerra Civil. A pocos metros de ella se encuentra un antiguo nido de ametralladoras que se utilizo para la defensa de Madrid durante la contienda.

Puede ser que, este arquetipo de cementerio de barrio, necesiten este “toque desvencijado” para que no pierda el encanto y misterio que eternamente le envuelve, sin más pretensiones de ser lo que es.

Esta situado en una zona próxima a la población, rodeado por un muro de piedra enfoscado y abriéndose en un lateral para la instalación de una puerta de acceso, siendo esta una simple cancela de hierro negro, ciega en su parte inferior y en la superior con barrotes para mostrar el interior del lugar que protege.

Las tumbas de más antigüedad, están instaladas directamente en tierra, y aunque poseen unas simples cruces para marcar su ubicación, no tienen losa, por lo que no es posible acreditar las fechas de los primitivos enterramientos, se toma como referencia, las leyendas que figuran en poder de D. Felipe, que como ya hemos mencionado, fecha del 1826.

Las sepulturas con más antigüedad que si se pueden observar, datan a partir del año 1912.

Fuente: Cementerios de Madrid

Localización:

Cementerio parroquial de Nuestra Señora de la Alameda

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio parroquial de Nuestra Señora de la Alameda

8 + 14 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies