Cementerio Histórico de San Miguel

Cementerio Histórico de San Miguel

LOCALIZACION: Plaza del Patrocinio s/n 29013 Málaga
Horario de apertura al público. De 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:00 .Los 365 días del año.
Ayuntamiento de Málaga : Avenida de Cervantes, 4 Málaga – 29016 – Telf. 951 926 010 www.malaga.eu.
El Cementerio Histórico de San Miguel de Málaga se considera uno de los principales camposantos histórico-monumentales de España.

HISTORIA

Es el de San Miguel un enclave representativo de Málaga, por sostener un tesoro patrimonial de primer orden, aun siendo un gran desconocido .éste fue debido a la clausura que se impuso en el año 1986 de dejar de celebrarse enterramientos en él, pero también a la mala memoria que en los últimos años se ha tenido sobre el cementerio de San Miguel, es en el año 2011 cuando se inician unas mejoras que han devuelto el esplendor que este camposanto había perdido.
El Cementerio de San Miguel aspira a ser un lugar vivo más allá de sus moradores: Ha sido incluido en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz el 11 febrero de 2015, y el Ayuntamiento ofrece un amplio programa de visitas guiadas.
El Cementerio histórico de San Miguel ha cambiado su uso, en la actualidad se utiliza como columbario. Se aprobó un proyecto en el año 2010 para construir un parque anexo al Cementerio, llamado–Parque de San Miguel.
Se construyo en consecuencia de la Real Cédula que dicta el rey Carlos III en 1787, en la que por motivos sanitarios se prohíbe enterrar en iglesias y conventos, obligando a los ayuntamientos que construyan cementerios fuera de las poblaciones, en sitios alejados de las viviendas de los vecinos. Esta Ley impuesta por Carlos III no se cumple en Málaga hasta que a principios del Siglo XIX tuvo lugar una epidemia de fiebre amarilla o vómito negro que arrasó la ciudad en el año1804. Entonces fue cuando el Ayuntamiento adquiere la finca de Haza Cabello o del Capitán en 1806 para la construcción del el Cementerio General de Málaga.
Se inaugura el camposanto con fecha 1 de julio de 1810, siendo de estilo neoclásico, y bajo la advocación del arcángel San Miguel se bendijeron los terrenos. El cementerio estuvo sin ser cercado, durante bastante tiempo, hasta que en el año1821, el Ayuntamiento que se encontraba siempre con problemas de liquidez, tuvo que recurrir a las cofradías y hermandades de la ciudad para poder lograr el cerramiento del camposanto. Se hizo levantando cuatro filas de nichos superpuestas para formar los muros de protección y así finalmente, en el año 1829, el cementerio pudo completar su cercado. Un total de 28 hermandades, pasionistas y de ánimas, fueron las que construyeron sus grupos de nichos. En 1837 se finaliza la construcción de la capilla.
El arquitecto municipal Rafael Mitjana en el año1847 ejecuta un plan de reordenación y ampliación del cementerio, y en el año 1848 comienza la adquisición de terrenos por parte de las familias aburguesadas de Málaga para levantar mausoleos como recuerdo a sus deudos.

A día de hoy permanecen en el Cementerio Histórico de San Miguel una cantidad representativa de panteones y nichos pertenecientes a personajes importantes de la provincia de Málaga en los siglos XIX y XX. El primer mausoleo fue erigido en 1844 en memoria de Salvador Barroso, al que se irán sumando aproximadamente otros doscientos cincuenta, siendo de variados estilos historicistas o eclécticos. Fueron construidos por arquitectos como Rafael Mitjana, José Trigueros, Gerónimo Cuervo, Cirilo Salinas, Joaquín de Rucoba, Manuel Rivera Valentín, Manuel García del Álamo o Fernando Guerrero Strachan y maestros de obras como Diego Clavero y Zafra o Rafael Moreno. La escultura está representada por obras de Adrián Risueño, Antonio Gutiérrez de León, Francisco Palma García, Eduardo Medina, Frapolli, Diego García Carreras, o el italiano Lorenzo Bartolini. Destacan las verjas y rejas de hierro, procedentes de ferrerías malagueñas decimonónicas
LA CAPILLA.
La capilla es el monumento del recinto funerario más importante y representativo. El diseño de este edificio municipal es del arquitecto Rafael Mitjana, siendo el director de obra Cirilo Salinas. Posee planta circular interior inscrita dentro de un octógono exterior con una cúpula suavemente apuntada. Se anexan dos salas a ambos lados de la capilla de las que una tendría la actividad de depósito de fallecidos y la otra sería usada como sacristía. Se concluyó en 1837 y se dedicó a Santa Isabel de Hungría,” símbolo de la caridad cristiana”. Ocho grandes pilastras hay en su interior para sostener la cúpula de media naranja perforada por una linterna. En el interior, se atribuye a artistas malagueños toda la ornamentación. Entre ellos a Juan Niño de Guevara aunque de todas ellas hoy solamente se conserva el Crucificado que preside la Iglesia y dos retablos barrocos de corte clásico en madera dorada y policromada, uno con una imagen de “la Virgen del Rosario” y el otro con una Dolorosa de la escuela malagueña del siglo XIX.

Cementerio Histórico de San Miguel

PERSONAJES ILUSTRES

MITOS Y LEYENDAS.
Numerosa historias se cuentan sobre las almas que vagan por el “Cementerio Histórico de San Miguel”. Añadiremos uno de estos relatos.
LA PEQUEÑA MARIA Y LOS PASOS DE DON ELISEO.
Si penetramos en el camino principal, y pasamos al segundo patio de nichos,
Dirigiéndonos a la esquina superior derecha, encontramos uno de los típicos
rincones de habitual enterramiento de niños y fetos. Allí descansan los restos
de la pequeña María Marta, niña fallecida a los pocos años de nacer en accidente
de coche.
Curiosamente, su muerte dio paso a una leyenda de desconocido origen, que nos
habla de la intercepción de la niña en los casos de crisis matrimoniales y de
parejas. Si nos acercamos a ese lugar, vemos al igual que en el nicho del niño,
que la historia ha hecho mella entre los visitantes, ya que el sitio está
igualmente lleno de juguetes, pero con la diferencia de que en este abundan las
cartas de personas pidiendo que se solucionen sus problemas de pareja.
Entre los testigos que han podido visualizar algo fuera de lo común, se
encuentra el propio José Fernández y algunos vigilantes de seguridad, que en
horas de clausura del cementerio afirman haber visto en el rincón, el cuerpo
semitransparente e inerte de una niña.
Hace ya varias décadas, existió un párroco encargado de llevar a cabo los
actos eclesiásticos en la capilla de ?San Miguel?. Su nombre era Don Elíseo,
hombre de rectas actitudes, agrio carácter y comportamientos esquivos y
reservados. Murió después de varios años al servicio del camposanto, allá por el
mes de enero del año 1946.
Hoy día, existen personas que afirman haber observado el caminar de un hombre
mayor ataviado de hábitos monacales, por entre los panteones. Muy pocos sabían
que el único mortal con túnica del lugar, era el Hermano Pepe. Así que cuando
este recibía la noticia, quedaba sorprendido, ya que la descripción de aquel
misterioso señor se correspondía perfectamente con la de Don Elíseo

INTERFERENCIA TELEFONICA.
Pero no es este el único caso de sucesos anómalos en la necrópolis de San
Miguel, ya que son numerosas las circunstancias anómalas que tienen lugar entre
sus muros, siendo los vigilantes de seguridad los testigos más frecuentes de
tales manifestaciones, debido a su permanencia en horas nocturnas.
Un caso realmente impresionante es el vivido por J.R.G., persona poco
creyente en estos temas, y que a pesar de ello, vivió en el cementerio una de
las experiencias más aterradora de su existencia. Recordemos que los vigilantes
suelen hacer 3 o 4 rondas por el interior del recinto a lo largo del turno
durante la noche. Pues resulta que nuestro testigo llegó aquella noche a su
puesto de trabajo, penetró en la cabina de descanso, ubicada en los exteriores,
para esperar a que le tocara la primera vuelta, y mientras tanto, como
acostumbraba a hacer casi siempre, llamó a su esposa a casa para saludarla.
Mientras hablaban pausadamente, J.R.G. escuchó de fondo una voz masculina,
que articulaba palabras inconexas. Su primera reacción fue de ira, ya que
pensaba que su mujer le estaba siendo infiel. Pero cuando preguntó quien estaba
con ella, su esposa intentó tranquilizarlo, explicando que se encontraba
completamente sola.
Nuestro testigo se calmó al fin, pero mientras seguían hablando, la
comunicación se cortó con un sonido de interferencia, se dejó de escuchar la voz
de su esposa, para dar paso a una voz masculina, muy fuerte y cavernosa, casi
metálica, que dijo ?!Dentro te espero!?. De nuevo se escuchó la interferencia y
acto seguido la voz de su mujer preguntando qué había ocurrido, ya que se habían
dejado de escuchar durante breves segundos.
Como era de esperar, aquella noche el vigilante no realizó ninguna ronda por
el interior del cementerio, y poco tiempo después pidió el cambio de turno, ya
que no podía aguantar la presión psicológica que aquella vivencia le causó.
Percepciones Anómalas del Equipo de Seguridad.
P.D.E. es otro de los antiguos vigilantes que ha pasado largas noches en el
recinto. Tanto él como su compañero de servicio, afirman haber sentido pasos
extraños sin origen definido, así como voces o murmullos que no alcanzaron a
identificar. Han paso miedo, sí, pero ese es su trabajo y tienen que enfrentarse
a veces a situaciones tan adversas como estas.
En una de estas ocasiones, el compañero, medio en broma, pidió una señal a
voz en grito, y justo en ese momento, P.D.E. sintió un profundo pitido en el
oído, que le dejó sordo por unos minutos. Desde aquel entonces, ambos se toman
con respeto estos temas, e intentan hacer su trabajo pasando lo más
desapercibidos posible, a lo que ellos consideran fuerzas de otros mundos.
Pero a pesar de eso, han vivido otras experiencias que además, se han
repetido en días diferentes, e incluso varias veces en la misma noche, y que
siempre guardan el mismo patrón de comportamiento. Mientras se encontraban en la
sala de descanso, escuchaban como una losa de nicho caía al suelo haciéndose
añicos.
Entraban preocupados pero sin lograr encontrar la destrozada piedra.
Curiosamente, a los pocos minutos de volver a la sala, el fuerte sonido volvía a
hacerse presente, sin que tampoco dieran con el origen del mismo.
En otras ocasiones, les sucedió lo mismo, pero en este caso realizando rondas
internas, pero en ningún momento, ni incluso al despuntar el alba, lograron
encontrar ninguna piedra o losa rota en el suelo. Algo que les dio mucho que
pensar……

LOCALIZACIÓN

Cementerio Histórico de San Miguel

Cementerio Histórico de San Miguel
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies