Cementerio hebreo de Hoyo de Manzanares

INFORMACIÓN

Cementerio hebreo de Hoyo de Manzanares

Dirección: Ctra. Torrelodones-Colmenar Viejo, carretera (M-601) C/ Cementerio s/n-28240-Correo electrónico: hk@cjmadrid.org

Horario: Sin horario establecido

 

Historia

El cementerio hebreo de Hoyo de Manzanares es de concesión privada, y dispone de 800 unidades de enterramiento.

Fue creado en el año 1890.

Se encuentra al este de la población y posee trazado rectangular, rodeado con un muro construido en piedra.

La Comunidad judía en Madrid dispuso a finales de los años setenta disponer de su propio cementerio. En un primer momento, el Ayuntamiento de Madrid prestó a la comunidad judía un terreno al lado del cementerio civil (justo al lado de la Almudena) pero los arrendamientos son por 99 años, lo que va en contra de la ley judaica, que dice que el cuerpo de los difuntos debe de quedar en el sitio de enterramiento para toda la eternidad. Por lo que con ayuda de la financiación de particulares, pudieron comprar un terreno en el pueblo de Hoyo de Manzanares. Aunque la religión judía especifica que el cuerpo “debe ir a la tierra”, en las inhumaciones respetan las leyes españolas, es decir, al fallecido se le entierra en un féretro.

 

 

Cementerio

En las faldas del Guadarrama conviven dos cementerios desde los años 80 del siglo XX; uno civil, y otro hebreo. Ambos se encuentran anexos, y en las inmediaciones de la población.

El cementerio hebreo de Hoyo de Manzanares, se trata de un recinto donde las inhumaciones se realizan siguiendo las costumbres del judaísmo, pero respetando las leyes españolas. No existen nichos ni crematorios, el féretro se entierra en contacto con la tierra como manda la fe.

El judaísmo prohíbe las flores, las imágenes y las cruces como ornamento en sus sepulturas. La única simbología que acostumbran a poner sobre sus lapidas es la estrella de David.

Las sepulturas van colocadas de forma muy ordenada y todas mirando al sur, que corresponde con la situación de Jerusalén. Existe una uniformidad funeraria, consistente en lapidas de granito pulido en gris.

En el cementerio se hayan más de 800 sepulturas, aunque todas no se encuentran ocupadas, en algunas de ellas se pueden observar piedras superpuestas, algunas coloreadas y con mensajes. Es la manera que tienen los judíos”ashquenazi”, originarios de Europa del Este de comunicar a los fallecidos, que sus familiares conservan vivo el recuerdo de ellos.

Personas voluntarias de la asociación atienden y ayudan a la familia en los últimos momentos de sus allegados. Después del paso por el tanatorio, (habitualmente, el de Tres Cantos), el cadáver es transportado a Hoyo de Manzanares donde otro grupo de hombres si el difunto es varón y de mujeres si es hembra, se encargan de “hacer la purificación”. “Se limpia el cuerpo y se amortaja sin traje ni calzado. Se le viste con un pantalón, una camisa y una capa de lino”.

Entre la comunidad judía no hay mucha costumbre de visitar los cementerios, ya que su religión dice que no es bueno.

 

Localización:

Cementerio hebreo de Hoyo de Manzanares

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio Hebreo de Hoyo de Manzanares

4 + 1 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies