Cementerio de Trujillo: Vera Cruz

INFORMACIÓN

Cementerio de Trujillo: Vera Cruz

Dirección: Plaza Cementerio, 10200 Trujillo, Cáceres

Horario: Sin horario establecido

 

Historia

El cementerio trujillano de la Vera Cruz, enclavado en pleno casco histórico, ofrece al visitante la oportunidad de pasear por una parte de la historia de esta ciudad, aguardándole artísticas sorpresas en algunos rincones, como el esgrafiado del Calvario entre los vestigios de la iglesia cuyo nombre tomó la necrópolis.

 

Cementerio

El cementerio de Trujillo de Vera Cruz se situó alrededor de la iglesia de la Vera Cruz en el siglo XIX, por eso su nombre. Esta iglesia tuvo su origen en el Medievo, tal y como se informa en el testamento del trujillano Álvaro de Hinojosa, autorizado el 14 de marzo de 1489 ante el escribano “Juan López de Haroy” en el que dispone que se tenga que dar sepultura en este templo.En la actualidad, solo se conserva de la iglesia, los muros maestros y  algunos arcos, Esta iglesia tuvo gran importancia hasta que las derribaron las tropas napoleónicas en el año 1809, Por eso, algunos de las principales familias de la ciudad tuvieron allí su sepultura, como es el caso de los Escobar

En el siglo XIX esta iglesia quedó contenida en el Cementerio Municipal recibiendo el nombre de “Vera Cruz”.

Los comienzos, para la creación de un cementerio en Trujillo vienen del mes de abril de 1812, fecha en la que se convoca a los párrocos de las iglesias de Trujillo para la edificación de un cementerio que tuviese las mínimas reglas de higiene y salubridad que determinan las leyes de la época. Se recomendaba que la construcción de los cementerios fuese a las afueras de la localidad, también tenía que existir alguna edificación religiosa para que fuese usada de capilla.

Se produjeron a cabo las labores para la legalización del cementerio junto a la capilla de la Vera Cruz, bendiciéndose el lugar el día 18

mismos .De inmediato  empezaron los preparativos para la edificación de un cementerio permanente en el mismo lugar. En 1870 el Ayuntamiento finalizo la construcción de los muros del camposanto, quedando dentro del recinto la iglesia de la Vera Cruz, así consta en una inscripción situada en el frontal de la puerta de entrada al mismo: “AÑO 1870”.

El cementerio tenía un interesante e higiénico método de aspiración a través de unas chimeneas instaladas en la parte de atrás de los nichos cuyo objetivo era el de proporcionar la ventilación de los olores de la descomposición. El resto de la cerca se destinaría a otras dependencias anejas como el depósito de cadáveres y la residencia del encargado municipal.

Una extensa gama de estilos (neoclasicismo, eclecticismo, romanticismo) tienen los panteones situados en la parte decimonónica del camposanto trujillano. Donde se puede ver claramente, gracias a los panteones las diversas clases sociales que existían en la ciudad: la élite noble de la ciudad, una nueva burguesía; y, la clase trabajadora, éstos se enterraban en el suelo o en nichos humildes.

La actual capilla del cementerio esta en el centro del mismo, rodeada de panteones y lindos cipreses. La fachada está finalizada por un frontón triangular, y la cubierta se cierra a dos aguas. La capilla posee una construcción rectangular con una sola nave, cubierta con dos bóvedas de aristas, el altar está regido por un retablo neogótico con un crucifijo moderno. Esta capilla fue perfilada a finales del siglo XIX con el proyecto de ampliación del cementerio. Es un diseño sencillo y recluido, siendo de estilo neogótico, fue administrado por familias de alta posición para poder ser allí enterradas, por lo que muchas de las sepulturas allí construidas tengan gran interés artístico, siendo algunas de estas  tumbas muy similares, siendo rectangulares, con una losa lisa en el centro y una lápida vertical rectangular, todo ello rodeado con una cerca de espigas en piedra y una cadena de metal.

Los cementerios recogen la historia de una ciudad, gracias a los tipos de  lápidas y los mausoleos, panteones o simples tumbas nos podemos aproximar a la sociedad de Trujillo desde la segunda mitad del siglo XIX hasta mediados del siglo XX.

Hasta el siglo XIX los fallecidos se enterraban dentro de las iglesias o en sus alrededores, las leyes del momento consideraron que las necrópolis debían situarse alejadas de las localidades ya que los cadáveres en putrefacción, descansaban varios metros bajo tierra, pero eran origen de enfermedades. Además, se buscaron otras opciones por el poco espacio que quedaba en las capillas y cementerios.

Casi en la totalidad de los panteones del cementerio de Trujillo sirve como enterramiento para varios fallecidos de una misma familia.

Las tumbas son zonas de enterramiento a nivel de suelo y cubiertos por lápidas, se cercan con cadenas o rejas, marcando el espacio del propietario del mismo, y se adornan con cruces, esculturas, siendo algunos de ellos muy curiosos en su diseño, correspondientes a las familias linajudas de Trujillo. Ha sido el modo más utilizado en el cementerio de Trujillo.

La sociedad trujillana ha transformado los hábitos en relación a los ritos funerarios. Se nota la tendencia en alza de algunos hábitos laicos frente a los religiosos, destacando el aumento de las cremaciones. Un cambio importante de la sociedad trujillana que ha favorecido el problema de espacio en el actual cementerio.

En el cementerio de Trujillo, el enterramiento en nichos empezó a autorizarse tras su inauguración. Aun se conservan nichos fechados en el año 1870, Sin embargo, la forma de enterramiento preferida fue la sepultura en tierra. Desde la primera mitad del siglo XX cuando continúo la ampliación del cementerio, el Ayuntamiento comenzó la construcción de hileras de nichos que cede a los particulares, obteniendo así ahorrar espacio y siguiendo las normas de una época en la que se buscaba la sencillez y la solución para ahorrar dinero.

El arte funerario en el cementerio de Trujillo es rico en simbología; El motivo decorativo más utilizado es la imagen de la Cruz, omnipresente en la necrópolis de Trujillo, el motivo religioso más usado es la figura de Jesucristo que se representa generalmente en brazos de su madre, haciendo alusión también a la muerte de Cristo; Cristo crucificado; un tema muy habitual que representan el amor de Cristo es la representación del Sagrado Corazón.

También podemos verla forma de recordar al difunto mediante una fotografía situada en el nicho, éstas son relativamente recientes, pertenecen generalmente a los últimos 40 años.

Los Ángeles son el motivo más repetido tanto en las tumbas de Trujillo como en los nichos. Los motivos que explican esta representación de ángeles en el cementerio es que se les considera compañeros de viaje hacia el otro mundo,

Los animales que más se representan en las tumbas de Trujillo es el murciélago, (animal asociado a la oscuridad), y el búho con las alas parcialmente desplegadas, por vivir de noche y en la oscuridad, está vinculado al mundo de las tinieblas, es el símbolo de la tristeza.

 

Personajes ilustres

Entre las sepulturas más ostentosas destaca la que ocupa el patio central del cementerio, se trata del Panteón del Excmo. Sr. Marqués de la Conquista y de Albayda, Vizconde de Amaya, cuya fecha aparece en la leyenda que presenta la tumba en granito (1888). Una gran cruz de piedra se levanta sobre un basamento cuadrangular que presenta las armas esculpidas en granito del citado Marqués de la Conquista y de Albayda, en sus cuatro frentes. La tumba-panteón está encerrada por una reja de hierro.

Diseño parecido encontramos en la tumba-panteón de don Luis Pérez-Aloe Elías, también centrado con una acentuada cruz de piedra, envuelto con una hermosa reja, bajando unas escaleras  permite ir al interior de la tumba donde los cadáveres de la familia de don Luis Pérez-Aloe están sepultados en nichos. Cercana se encuentra la tumba-panteón de la familia O´Mullony, sobre un podio de cuatro escaleras se ensalza un pedestal donde un ángel de rodillas se abraza a una cruz de piedra, que parece amparar los restos de los muertos.

Nos encontramos con lujosos panteones que pertenecían a las familias nobles trujillanas, entre los que destacamos, el de don Francisco Orellana Bravo (1820), don Pedro de Abecia (1841), don Fabián de Orellana y Bravo (1873), de don Félix Spina García de Paredes (1883), del Excmo. Sr. Marqués de la Conquista y Vizconde de Amaya, Orellana Pizarro (1889); del Conde de Tres-Palacios (1891), doña Ramona Romero de Castañeda (1900), don José Montalvo Martín y doña Antonia Núñez (1930); de Vargas, viuda de Montalvo (1949), familia de Castellano; entre otros.

Panteones de los burgueses que fueron los auténticos creadores de los ensanches en las calles de Margarita de Iturralde, Encarnación, Paseo del Mercadillo y zona del Campillo, tales como el de doña Ignacia Elías Serrano, don Juan Mediavilla Martínez (1867), de don Luis Pérez-Aloe Mediavilla (Alcalde de Trujillo entre los años 1910-1913), de don Elías Núñez y don José Núñez (Alcalde de Trujillo entre los años 1925 y 1930, cuando se inauguró la estatua ecuestre de Francisco Pizarro), de la familia Sanz Carrasco, de la viuda de Pineda, de la familia Ledesma-Reglado, de O´Mullony Martínez, de La Calle Zuasti, de la familia Fernández Shaw, de don Manuel Grande y Valdés, de don Juan Fernández Paredes (Alcalde de Trujillo entre los años 1937 y 1938); de la familia Pérez-Aloe y Elías; don Luis Peralta y familia; don Pedro La Calle Artaloytia, de don Fernando Salazar; entre otros.

También destacamos el “patio de los curas”, donde están sepultados algunos de los más insignes sacerdotes que ejercieron su autoridad en Trujillo como don Gregorio Ildefonso Cidoncha y don Clodoaldo Naranjo Alonso (Canónigo Honorario de la Catedral de Lima, Miembro Correspondiente del Instituto Peruano de Investigación y Capellán de Honor de la Capilla de Francisco Pizarro). Pues, don Ramón Núñez Martín, hijo adoptivo de Trujillo, está enterrado en una tumba en la capilla del cementerio.

Localización:

Cementerio de Trujillo

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio de Trujillo: Vera Cruz

7 + 12 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies