Cementerio de Moguer

INFORMACIÓN

Cementerio parroquial de Moguer

Avda de la Constitución, 181

21800 Moguer (Huelva): 959 37 21 93

 

Horario:

9:00-13:00 y 16:00-18:00

Municipio: Moguer

 

Propiedad:

Ayuntamiento de Moguer

Plaza del Cabildo 1;

21800 Moguer (Huelva): 959 372 193

(sac@aytomoguer.es)

Historia

La construcción del cementerio parroquial de Moguer responde, como ocurriera en otros lugares de la geografía española, a un problema de salud pública y a la necesidad de aplicar una política sanitaria acorde con los principios ilustrados, desarrollada con más o menos profusión por los responsables políticos. El gobierno de Carlos III estableció una estrecha relación entre los enterramientos que se realizaban en las parroquias y la aparición de epidemias. La Real Cédula, de 3 de abril de 1787, fue la encargada de eliminar las sepulturas del interior de los templos, ya que éstos se habían convertido en sitios malsanos y en focos de enfermedades contagiosas, dígase fiebre amarilla, cólera o tifus. Entre 1830 y 1850 se construyeron la mayoría de los cementerios en Andalucía. Las gestiones para construir el de Moguer se iniciaron en 1834, aunque es posible que fuera antes a tenor de la disposición carolina. Con anterioridad los enterramientos se realizaban en la parroquia de Santa María de la Granada, en bóvedas excavadas en el suelo, y en nichos o cañones adosados a los muros laterales de la cripta de la nueva iglesia, a partir de 1783, en las iglesias de los conventos de Santa Clara y San Francisco y en la capilla del Hospital del Corpus Christi. El vicario eclesiástico de Moguer, Ambrosio José Camacho, a instancias del arzobispo de Sevilla, pidió al Ayuntamiento que proporcionara un terreno perteneciente a los Propios o Baldíos en donde instalar el camposanto. El consistorio respondió a dicha petición indicando que no disponía de terrenos en las inmediaciones del casco urbano y que no era competencia suya facilitar local para el proyectado cementerio. El entorno elegido para construir el nuevo cementerio, fue el entorno de la ermita de San Sebastián. Como ocurrió en otras poblaciones, el cementerio se construyó adosado a una ermita en las afueras del casco urbano. La singular ermita de San Sebastián, fundada en el siglo XVI, a instancias del Cabildo Municipal, se aprovecha como capilla del Camposanto, incorporándose a medida que pasa el tiempo al conjunto funerario. Las obras del cementerio comenzaron el 26 de junio de 1835 y en noviembre ya estaban concluidas la cerca y las puertas. José Domínguez Pavón, párroco de Moguer, señala que las obras del cementerio concluyeron el 16 de junio de 1837. Trascurridas tres décadas desde la apertura del cementerio se proyectó una ampliación del mismo. Ésta no alteraría el trazado primitivo. La tercera ampliación del cementerio parroquial tuvo lugar en 1995. Se trata de una prolongación de la cerca primitiva. El proyecto, del arquitecto local Pelayo Cáceres Infante, repite el esquema arquitectónico y el estilo del antiguo edificio. En el cementerio nos encontramos con el Panteón de Zenobia y Juan Ramón, que merecen ser mencionados por su interés artístico. Se localizan en el patio de San Pedro a la izquierda del crucero. Esta obra, realizada en piedra de granito y piedra de Novelda, fue realizada por el marmolista onuebense Francisco Fuertes Pérez, en 1959.

Fuente: Patrimonio Inmueble de Andalucía

Cementerio

Situado al noreste del pueblo, en el camino de acceso desde la N-431, integrado ya en la trama urbana, junto a una iglesia del siglo XVIII. De planta rectangular dispone de dos patios, rodeados de nichos en todo su contorno. El cerramiento es variado, todo él enjabelgado, con partes más bajas y simples, con bordón único en coronación y pilastras o espolines; en otras partes se doblan las pilastras y se tocan con un pretil moldurado, en ocasiones, hay una barrera vegetal antepuesta. Se accede por una modesta rampa enlosada a la que abre una cancelita en hueco recto, hay una zona anterior ricamente ajardinada, con arbolado de porte (mimosas, palmeras etc) y sobreelevada con un muro de aparejo artificioso con sillarejos llagueados. La Iglesia, muy destacada por su plazuela anterior, consta de tres naves, con cubierta de teja, el ochavo del crucero se cierra con bóveda de cascos en doble curvatura. Remata una linternilla. La portada es muy plana con peineta de perfil mixtilíneo y espadaña. Parte del acerado lo pavimentan lápidas antiguas, aunque sin partir. Tiene un horario de visitas incómodo e irregular, es frecuente encontrar ciudadanos a la puerta.

Fosa Común

Localización-Descripción

Dentro del cementerio de Moguer, en el segundo patio, la fosa quedaría debajo de unos nichos nuevos construidos en época no muy tardía.

Actualmente la fosa queda debajo de bloques de nichos. Se desconoce por completo el número de personas que pudieran ocupar la mencionada fosa (se piensa que debe un mínimo de 100 personas) aunque se sabe que estaría ocupada por personas procedentes de Beas, San Juan del Puerto, Trigueros y posiblemente del propio Moguer.

Contexto Histórico

Víctimas:Desconocido

Moguer cayó el 29 de Julio por fuerzas de la Guardia Civil. Los izquierdistas huyeron tras liberar a los presos de derecha, de los cuales hubo una víctima en la noche del 22.

El 6 de agosto asesinaron a personas de Moguer en Lucena del Puerto, en la carretera a Bonares. Eran tres camiones volquetes, dos de ellos llenos de gente de Moguer y un tercero de Palos.

El 13 de agosto fusilaron a más de 25 personas de Moguer, entre ellas al alcalde, en la cuesta de San Bernardino.

Actuación

Fecha:Desconocida

Promotor:Ayuntamiento

Pie de fosa cementerio de Moguer

Fuente: Fosas Comunes Junta de Andalucía

Personajes Ilustres

Panteón de Juan Ramón Jiménez y de Zeonobia Camprubí

Juan Ramón Jiménez, Premio Nobel de Literatura por su obra “Platero y Yo”, galardón que le otorga la academia sueca en 1956. Tres días después fallece su esposa Zenobia en San Juan de Puerto Rico, tanto le afectó que no fue a recoger su premio, aceptándolo en su nombre Jaime Benítez, rector del Recinto de Río Piedras. No consiguió superar la pérdida y muere dos años después, el 29 de mayo de 1958 también en San Juan. Los restos de ambos fueron trasladados al cementerio de Moguer.

Su tumba se colocó en 1959 y fue realizada en granito.

Pequeña biografía del escritor: Nace en Moguer (Huelva) el 23 de diciembre de 1881. Estudia Derecho y pintura en la universidad de Sevilla pero pronto la abandona para dedicarse a la literatura, influenciado sobre todo por el también escritor Rubén Darío y los simbolistas franceses. Se instala en Madrid, en la que establece su hogar. En un viaje a Estados Unidos conoce a Zenobia Camprubí, que se convierte en su esposa. Al estallar la Guerra Civil Española, en 1936, se exilia primero a Estados Unidos, Cuba y finalmente Puerto Rico. La Academia Sueca le concede el Premio Nobel de Literatura el 25 de Octubre de 1956, pero tres días más tarde fallece su esposa, por lo que Juan Ramón Jiménez se sume en una profunda depresión de la que no se recupera. Fallece el 29 de mayo de 1958, en San Juan de Puerto Rico. Francisco Hernández-Pinzón, sobrino del fallecido, traslada los cuerpos a España y reciben sepultura en el cementerio de Moguer el 6 de junio.

Tumba de Juan Ramón Jiménez y Zenobia

Localización:

CEMENTERIO DE MOGUER

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio de Moguer

9 + 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies