Cementerio de Haría

INFORMACIÓN

Cementerio de Haría

Dirección: Lugar Diseminado Haria, 1, 35520 Haría, Las Palmas

Horario: Sin horario establecido

 

Historia

Haría es una población canaria que pertenece a la provincia de Las Palmas. Está ubicada en el norte de la isla de Lanzarote.

El nombre de Haría está relacionado con la toponimia del lugar. Se sabe que el valle de Haría era popular por los aborígenes con el nombre de “Faria”, por lo que esta designación pudo ser una desviación de la palabra aborigen “Chafariz”; que significa fuente o manantial de agua.

El nuevo cementerio de Haría, fue consagrado el día 27 de noviembre del año 1860.

Se construyo en un lugar llamado Tinacho, en un terreno que donó D. Francisco Perdomo, segundo alcalde del pueblo de Haría.

En el año 1994, el Ayuntamiento de Haría, hace una petición al Cabildo de Lanzarote y al Gobierno Canario, solicitando ayuda para ampliar el cementerio, no sólo porque se había quedado  insuficiente para las necesidades de la población, sino que al reposar en el mismo los restos mortales de “Cesar Manrique”, era frecuentado por bastantes personas.

 

 

Cementerio

En los documentos quemados de los archivos del Ayuntamiento de Haría en el año 1904 surge parte de un escrito del año 1853 (tiene sello que data de la fecha), y se puede descubrir los puntos siguientes:

1- El pacto comienza en base a que se recibió un escrito del Ilmo. Sr. Subgobernador de este distrito que ha dirigido al Sr. Alcalde, de fecha 16 de febrero del corriente año y se interesa que este Ayuntamiento le manifieste a cuanto pueda ascender la construcción del cementerio de este pueblo.

2- Se observa la necesidad del Ayuntamiento para construir un camposanto a las afueras de la población.

3- Se relata información ofrecida a la superioridad el dia15 de marzo de 1851 por el Teniente de Alcalde Don Manuel Bonilla y León, que lo fue en dicha época y se dice que aparte de los acuerdos que haya tomado corporaciones con anterioridad al respecto, estos que se toma hoy se pretenden acelerar en su cuestión al máximo posible.

4-subrrayan  que se debe desmantelar el actual cementerio, sin pérdida de tiempo, y alejarlo del centro de la población, y que debe edificarse en el indicado terreno de Tinacho.

5- Hay sentires de unos cuantos vecinos mayores participantes que expresan que debe examinarse el actual cementerio y no fundar otro nuevo a las afueras de la población.

6- Se considera que el actual Cementerio, al situarse en un valle, en el centro de la población y a quince metros de las viviendas habitadas y aledaño de éstas, y por consiguiente sin ventilación ninguna, que no se puede alargar y darle la extensión necesaria, aunque se estreche una calle que se encuentra a su parte trasera, tiene que desaparecer de este lugar lo antes posible.

7- Que el inmueble a quien hoy denominamos cementerio, es tan limitado y tan pequeño que fue levantado para depositar los huesos de los fallecidos que antes se inhumaban dentro de la iglesia, y cuando pasaba,  que en alguna situación extraordinaria aumentara el número de fallecidos, se solía enterrar en el alusivo Camposanto a la vez que en la Parroquia y que el hecho de haber llegado el caso de sellarse éste sin haber causado ningún incidente extraordinario, prueban su insuficiencia, consistiendo sólo, en que desde que estuvo de visita el Sr. Obispo, dejó de sepultarse en la iglesia …

El cementerio municipal de Haria se encuentra en una superficie irregular, debido a las ampliaciones que ha ido soportando, aun así, hoy en día posee terreno para seguir ampliándose en un futuro. Se halla en las inmediaciones de la población y es de concesión municipal.

Su perímetro esta realizado con un muro seguido de mampostería encalado, solo abierto para la instalación de sus puertas. Una de mayor amplitud para el paso de vehículos, Y la más emblemática y antigua se encuentra situada en un doble arco de medio punto con un patio o antesala en medio de ellos. Con remates de pintura en oscuro realzando sus formas. La cancela de entrada es de forja y con una doble puerta, con la parte superior trabajada en forma de abanico rematado en arco.

El espacio funerario se reparte en un recinto abierto donde en la parte central se hallan las sepulturas en suelo, de varias formas y estilos según sus épocas, el solado corresponde a la arena volcánica, tan característica de esta isla canaria.

En los laterales y de forma lineal se van colocando los bloques de nichos, situados a cuatro alturas. Estos no guardan una uniformidad lapidaria. Sus ornamentos y colorido materiales son diferentes, formando en su conjunto verdaderos paneles de recuerdos y de historias pasadas por este pueblo.

En el cementerio de Haria se encuentra una placa conmemorativa dedicada a los fallecidos en el atentado terrorista de Madrid, así como un panteón dedicado a D.Enrique Dorta Alfonso, primer canónigo de Lanzarote.

Tampoco debemos dejar de subrayar un rincón dedicado a Cesar Manrique, donde se encuentra un grupo de plantas con un gran cactus, y una pequeña lapida con leyenda. Para el recuerdo, también son las piedras que sujetan mensajes en papel de personas que homenajean de esta forma tan sencilla su recuerdo.

Fuente: Historia de Haría

Curiosidades

En la isla Graciosa, antiguamente,  no disponían de cementerio, y los fallecidos los transportaban al cementerio de Haría para su inhumación

Cuando alguien moría en esta pequeña islita, se originaba una estampa de negro pintoresquismo. Velozmente, porque lo reducido del censo hacia que la muerte fuese allí  una desconcierto. Un marinero improvisaba el féretro utilizando maderas viejas, seguramente procedentes de alguna barca desguazada.  El féretro pesaba siempre mucho más que el fallecido.

La familia del fallecido, y habitualmente toda la aldea, cruzaban “el río” en respetuosa comitiva alrededor del féretro.

Después tenían que subir el peñasco donde se acaba bruscamente el paisaje lanzaroteño llevando a hombros el féretro y por un camino lamentablemente malo para el paso, pero seguían en “fila india “y con precauciones. Y así, hasta el cementerio de Haría donde se daba entierro al difunto.

Desde el año 1945, y hasta la actualidad, en Isla Graciosa poseen de un pequeño y singular camposanto.

Personajes Ilustres

CESAR MANRRIQUE

César Manrique falleció en un accidente de tráfico acontecido en el pueblo de Tahíche, a pocos pasos de la sede de la Fundación que lleva su nombre y cuando iba en automóvil a su casa situada en el pueblo de Haría, en cuyo cementerio municipal reposan sus restos.

El Ayuntamiento de Haría declaro a César Manrique Hijo Adoptivo.

César Manrique Cabrera (Arrecife, 24 de abril de 1919-Teguise, 25 de septiembre de 1992) fue un pintor, escultor, arquitecto y artista español originario de la isla de Lanzarote. Compaginó su obra con la defensa de los valores medioambientales de Canarias. Buscó la armonía entre el arte y la naturaleza como espacio creativo. Obtuvo, entre otros, el Premio Mundial de Ecología y Turismo y el Premio Europa

 ENRIQUE DORTA ALFONSO

El recorrido de una intensa y fructífera vida de un hombre preocupado por el sentir lanzaroteño.

El canónico de la catedral de Las Palmas y Arcediano de Lanzarote, Enrique Dorta Afonso, y quien fue párroco a lo largo de 17 años de la iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación de Haría, murió de repente, víctima de un infarto a los 69 años de edad en Las Palmas.

Localización:

Cementerio de Haría

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio de Haría

1 + 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies