Cementerio de El Cristo de El Pardo

INFORMACIÓN

Cementerio de El Cristo de El Pardo

Dirección: Pista del Cristo de El Pardo 3, 28048 Madrid

Abierto en horario de 10.00 a 17.00 horas todos los días del año

 

Historia

El Cementerio de el Cristo de el Pardo, es de concesión municipal y se halla ubicado junto al “Convento de Nuestra Señora de los Ángeles” (popularmente conocido como Convento del Cristo del Pardo), su  fundación se estima que fue a comienzos del siglo XVII, cuando a petición del capuchino Lorenzo de Brindis y con el consentimiento del rey Felipe III y el Duque de Lerma, el día 13 de noviembre del año 1612 se instalaba la primera piedra de una residencia transitoria y primitiva, a la manera y estilo de los iniciales tugurios franciscanos.

Según documentos, data que el día 30 de noviembre del año 1638 fue cuando se coloco la primera piedra del convento definitivo en el terreno que posee en la actualidad, ya que el convento anterior, ubicado a unos 150 metros, no se consideraba adecuado debido a la excesiva humedad en la estación invernal, y excesivas temperaturas del verano. Emplazado en el Monte del Pardo, cercano al pueblo y dentro de la demarcación municipal de Madrid, se considera un espacio de gran calidad ecológica y espiritual.

 

 

Cementerio

En el año 1615, el Rey Felipe III hace ofrece al Convento la asombrosa imagen del Cristo Yacente, que encargo en Valladolid al escultor “Gregorio Fernández” para rememorar el nacimiento de su hijo Felipe IV, que nació el día de Viernes Santo del año 1605.

Este monasterio creó un espacio para un cementerio donde dar sepultura a sus hermanos “Capuchinos”, y como era normal, estos fueron los primeros habitantes del cementerio.

Con el paso de los años, el cementerio del Cristo de El Pardo ha sufrido numerables cambios, y en la actualidad no se pueden encontrar huellas de aquellas primeras inhumaciones, las más arcaicas que se han podido localizar fechan de principios del año 1900.

Por su extensión, esta necrópolis, se considera el segundo cementerio municipal más pequeño de Madrid, y entre sus inquilinos, se pueden encontrar; frailes, soldados, personal de palacio, guardas del Real Sitio y vecinos del Pardo. Aunque hoy en día ya son enterrados en el nuevo Cementerio de Mingorrubio.

Tenemos que comentar, que el cementerio se halla en un estado de deterioro notable, estando las lapidas de sus tumbas, en algunos casos rajadas por el paso de los años.

Dispone de un pequeño apartado dentro del cementerio que no se encuentra bendecido, siendo un lugar de enterramiento destinado a los no creyentes o las personas suicidas de la época.

Existen algunas sepulturas sin identificar en el conmovedor paisaje de este cementerio civil. A ciencia cierta, el más pequeño de los que consigamos encontrar.

Su planta es de forma rectangular y bordeada en todo su perímetro con un muro de piedra a media altura de argamasa y rematado con tejadillo. La puerta de acceso consta de una amplia cancela de hierro fundido que da paso abiertamente mediante dos hojas al recinto funerario. Este se distribuye a ambos lados de un pasillo central que lo atraviesa, a lo ancho y largo, se van situando las sepulturas familiares. Todas sus lapidas guardan  armonía y  sencillez en sus construcciones, la mayoría realizadas en piedra, con remates de cruces y búcaros para la colocación de adornos florales.

Se trata de un coqueto cementerio, con formas simples, donde conviven infinidad de recuerdos del pasado, emplazado en un paraje privilegiado, que como un pequeño baúl, se encarga de almacenar toda la historia de un pueblo de Madrid.

Fuente: Cementerios de Madrid

Localización:

CEMENTERIO DE EL PARDO

¿Quieres contarnos algo sobre este cementerio?

Cementerio de El Cristo de El Pardo

4 + 4 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información ACEPTAR
Aviso de cookies